3. SALUD Y BIENESTAR

El alcohol, ‘tu amante bandido’

El alcohol, ‘tu amante bandido’
Written by ZJbTFBGJ2T

El alcohol, ‘tu amante bandido’  The Conversation

El alcohol, ‘tu amante bandido’

Informe sobre el alcoholismo y sus efectos

El alcoholismo como problema de salud global

Para algunos, el alcohol es una bebida diabólica fuente de pecado; para otros, una simple forma de socialización o divertimento; y para muchos más de los que se piensa, constituye un serio problema de salud, una enfermedad. De una manera u otra, lo cierto es que en el mundo hay 283 millones de personas que padecen algún tipo de trastorno por alcohol, lo cual equivale a casi toda la población de los Estados Unidos.

Esto es un hecho, y créanme, no estoy ebria cuando lo escribo porque no tengo problemas con el alcohol. Aunque admito también que esto es exactamente lo que diría cualquier alcohólico… ¿o no?

Exacto: tristemente, el alcoholismo es una preocupante pandemia silenciosa, que mucha gente sufre en la sombra para no exponerse al estigma social que acarrea.

“Dormir la mona”, nunca mejor dicho

¿De dónde nos viene el gusto por el alcohol? Actualmente, la hipótesis más aceptada y contrastada es la del mono borracho. Esta explica cómo, hace millones de años, nuestros ancestros los primates se comían las frutas maduras que caían de los árboles y fermentaban, atraídos por el olor a alcohol que de ellas emanaba.

En efecto, en esas frutas había alcohol, que no es más que un producto de desecho de la llamada fermentación alcohólica que algunas levaduras y bacterias realizan al utilizar los azúcares de la fruta como fuente de energía. Dicho de otro modo, nuestras adoradas cervezas y vinos no son más que “excremento” de microorganismo.

Así pues, parece que los monos tenían preferencia por consumir dicha fruta fermentada porque les aportaba más energía al contener alcohol, que es una fuente de calorías (aunque vacías o sin valor nutricional). En fin, de ese modo fue cómo probablemente el humano heredó la ventaja evolutiva que le permite metabolizar el alcohol.

Una guerra mundial interna

¿Qué ocurre cuando ingerimos alcohol? Como es un tóxico, nuestro cuerpo intenta digerirlo o metabolizarlo. Aunque el alcohol llega a los distintos órganos a través de la sangre, es el hígado su principal órgano metabolizador. Ahí se encuentran las enzimas que lo degradan: alcohol deshidrogenasa (ADH) y aldehído deshidrogenasa (ALDH). Estas proteínas consiguen transformar el etanol en acetato, un producto menos tóxico y con el que, finalmente, conseguimos energía. Eso sí, para uso inmediato y no almacenable, ya que, repito, el alcohol no aporta nutriente alguno.

¿Nunca se han preguntado por qué a los asiáticos les sienta tan mal el alcohol y se ponen como un tomate al primer trago? Pues bien, lo que les ocurre es que tienen una deficiencia genética en la ALDH. Esto provoca una mayor acumulación de un producto intermedio muy venenoso llamado acetaldehído, que se ha demostrado que es un factor de riesgo para desarrollar cáncer, entre otras patologías. Pero no solo en los asiáticos: este acetaldehído también es altamente carcinogénico para el resto de los mortales.

Si bebemos más de la cuenta, llega un determinado momento en que la ADH ya no puede más y se satura, pidiendo entonces ayuda desesperada a otra enzima, la CYP2E1, que comienza a degradar el alcohol. Pero esto tiene graves consecuencias, pues empiezan a aparecer las temidas y radicales especies reactivas de oxígeno (ERO).

Debemos temer a las ERO, porque cuando aparecen tienen el mismo efecto que cuando Alemania invadió Polonia: desencadenan una guerra mundial interna, un auténtico apocalipsis orgánico, oxidando y alterando todo lo que encuentran a su paso. Las ERO provocan un profundo daño oxidativo en prácticamente todos nuestros órganos, y, junto al acetaldehído acumulado, son las causantes de muchos de los daños que genera el alcohol. El problema es que la borrachera se pasa, pero estos daños permanecen, y cada vez van a más.

De hecho, el alcohol se considera agente causal de más de 200 enfermedades de todo tipo, como patologías hepáticas, metabólicas, cardiovasculares, mentales, cánceres, etc. Recientemente, incluso se le ha relacionado con el alzhéimer, y además bajo consumo moderado, para que nadie se ponga de perfil.

Un cóctel molotov para inmaduros

Existen múltiples variantes en el consumo de alcohol, pero una especialmente dañina es el llamado atracón de alcohol o binge drinking, vulgarmente conocido como “botellón”. Este tipo de ingesta aguda es la forma favorita de consumo de drogas para los adolescentes. Consiste en tomar cinco o más bebidas alcohólicas, en el caso de hombres, y cuatro o más, en el caso de mujeres, durante poco tiempo.

El atracón de alcohol es particularmente prooxidante y nocivo, ya que genera una mayor cantidad de las malignas ERO. Esto es muy preocupante en los adolescentes, en los que no se ha completado la madurez psí

1. Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) abordados en el artículo:

  • Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.
  • Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.
  • Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas.
  • Objetivo 10: Reducir la desigualdad en y entre los países.
  • Objetivo 16: Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y construir instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.

2. Metas específicas de los ODS identificadas en el artículo:

  • Meta 3.5: Fortalecer la prevención y el tratamiento del abuso de sustancias, incluido el abuso de estupefacientes y el consumo nocivo de alcohol.
  • Meta 4.7: Garantizar que todos los estudiantes adquieran los conocimientos y las habilidades necesarios para promover el desarrollo sostenible, incluido, entre otros, mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles.
  • Meta 5.2: Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación.
  • Meta 10.2: Empoderar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica u otra condición.
  • Meta 16.3: Promover el estado de derecho en los planos nacional e internacional y garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos.

3. Indicadores de los ODS mencionados o implícitos en el artículo:

  • Indicador 3.5.1: Proporción de personas con consumo nocivo de alcohol en la población total, según sexo y edad.
  • Indicador 4.7.1: Porcentaje de alumnos que alcanzan al menos un nivel mínimo de competencia en lectura y matemáticas (por ejemplo, porcentaje de alumnos que alcanzan el nivel 2 en la escala de competencia de lectura de PISA).
  • Indicador 5.2.1: Proporción de mujeres y niñas víctimas de violencia física o sexual en los últimos 12 meses, por edad y lugar de ocurrencia.
  • Indicador 10.2.1: Proporción de personas que viven por debajo del umbral nacional de pobreza, por sexo y edad.
  • Indicador 16.3.1: Proporción de la población que percibe haber sido víctima de corrupción en las últimas 12 meses.

4. Tabla de ODS, metas e indicadores:

ODS Metas Indicadores
Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. Meta 3.5: Fortalecer la prevención y el tratamiento del abuso de sustancias, incluido el abuso de estupefacientes y el consumo nocivo de alcohol. Indicador 3.5.1: Proporción de personas con consumo nocivo de alcohol en la población total, según sexo y edad.
Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. Meta 4.7: Garantizar que todos los estudiantes adquieran los conocimientos y las habilidades necesarios para promover el desarrollo sostenible, incluido, entre otros, mediante la educación para el desarrollo sostenible y la adopción de estilos de vida sostenibles. Indicador 4.7.1: Porcentaje de alumnos que alcanzan al menos un nivel mínimo de competencia en lectura y matemáticas (por ejemplo, porcentaje de alumnos que alcanzan el nivel 2 en la escala de competencia de lectura de PISA).
Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y niñas. Meta 5.2: Eliminar todas las formas de violencia contra todas las mujeres y las niñas en los ámbitos público y privado, incluidas la trata y la explotación sexual y otros tipos de explotación. Indicador 5.2.1: Proporción de mujeres y niñas víctimas de violencia física o sexual en los últimos 12 meses, por edad y lugar de ocurrencia.
Objetivo 10: Reducir la desigualdad en y entre los países. Meta 10.2: Empoderar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica u otra condición. Indicador 10.2.1: Proporción de personas que viven por debajo del umbral nacional de pobreza, por sexo y edad.
Objetivo 16: Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y construir instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.

¡Atención! Este espléndido artículo nace de la fuente del conocimiento, moldeado por una maravillosa tecnología patentada de inteligencia artificial que profundizó en un vasto océano de datos, iluminando el camino hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Recuerda que todos los derechos están reservados por SDG Investors LLC, lo que nos permite defender el progreso juntos.

Fuente: theconversation.com

 

Únete a nosotros en un viaje transformador en https://sdgtalks.ai/welcome, para contribuir activamente a un futuro mejor.

 

About the author

ZJbTFBGJ2T