13. ACCIÓN POR EL CLIMA

¿El clima cambia o el Sol da la orden de ciclos secos y húmedos? 

¿El clima cambia o el Sol da la orden de ciclos secos y húmedos? 
Written by ZJbTFBGJ2T

¿El clima cambia o el Sol da la orden de ciclos secos y húmedos?  DIARIO DE CUYO

¿El clima cambia o el Sol da la orden de ciclos secos y húmedos? 

Informe: Cambio climático y fenómenos naturales

En el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), es importante analizar el impacto del cambio climático y otros fenómenos naturales en nuestro planeta. A lo largo de los 4.543 millones de años de vida de la Tierra, aún existen muchos aspectos que no han sido completamente estudiados ni dimensionados. Es crucial comprender cómo el Sol forma las nubes y cómo estas afectan la temperatura global, así como el movimiento de las masas de aire y su influencia en la generación de lluvias, tormentas y sequías recurrentes.

El papel del Sol y las nubes en el clima

El doctor e ingeniero Oscar Dölling destaca la importancia de repasar conceptos básicos sobre cómo el Sol forma las nubes y cómo estas afectan la temperatura global. Las nubes en la atmósfera, debido a la evaporación directa del agua en mares, océanos, ríos, arroyos, lagunas y lagos, también afectan la radiación solar incidente en los océanos y en la tierra, lo cual influye en la formación de futuras nubes. Este proceso es recursivo y la radiación solar incidente varía según las latitudes y los meses del año.

Es fundamental comprender los procesos físicos y los parámetros necesarios para predecir los cambios de vapor de agua en la atmósfera. Estos procesos son complejos y dependen de ecuaciones de equilibrio de energías incidentes, reflejadas, absorbidas y atrapadas por las nubes en forma de calor latente.

Los científicos cada vez más consideran el flujo de rayos cósmicos modulados por el Sol y las variaciones de la cubierta de nubes como explicación de las variaciones en el calentamiento y enfriamiento global. Los cambios climáticos se atribuyen cada vez más a la variabilidad natural en lugar de la actividad humana.

El impacto de la actividad solar en la formación de nubes

Pequeñas variaciones en la radiación solar incidente, producidas por la dinámica solar cíclica y observadas a través del número de manchas solares, impactan en la formación y circulación de las nubes, así como en el contenido de vapor de agua que estas trasladan por el planeta. El Sol es el responsable principal de la distribución de agua en tiempo y espacio en el planeta, así como de la distribución observada de la temperatura en la capa más superficial.

Estudios científicos describen dos posibles mecanismos de reacción del sistema climático ante los cambios en el forzamiento solar. El primero involucra la acción de la capa de ozono, que aumenta las radiaciones UV con el aumento de la actividad solar, generando vientos más fuertes en la estratósfera e inferior y perturbando el sistema climático. El segundo mecanismo considera que los rayos cósmicos y la nubosidad son responsables de amplificar el forzamiento climático. Se cree que la alta actividad solar reduce la cubierta de nubes y provoca un menor enfriamiento de la atmósfera inferior, mientras que la baja actividad solar proporciona un enfriamiento adicional.

Grave situación hídrica en el ciclo 23-24

La situación hídrica para este verano es muy grave. Según el informe suministrado por la directora de Hidráulica, doctora Guadalupe López, las alturas de nieve en las estaciones telemétricas de la cordillera de norte a sur en la cuenca del río San Juan informaron una disminución significativa. En años normales, se necesita cerca de un metro de altura de nieve en todas las estaciones para sobrevivir en el Valle de Tulum.

El impacto de la actividad solar en los escurrimientos del río San Juan

Es importante destacar que existe una alta correlación directa entre las manchas solares y los escurrimientos del río San Juan. Si las manchas solares disminuyen, los escurrimientos futuros también lo harán, y si aumentan, los escurrimientos anuales del río San Juan aumentarán en la misma proporción. Esta correlación se ha observado y confirmado en los últimos 7 años.

El aumento periódico de la actividad solar también afecta la temperatura en la atmósfera inferior y el derretimiento de las capas de hielo en la región antártica. Además, puede regular la descarga de agua dulce en los lagos Schirmacher y tener un impacto en el entorno de depósito del lago.

El fenómeno del Niño y su relación con la actividad solar

El fenómeno del Niño parece estar obedeciendo las reglas solares en esta ocasión y aún no se manifiesta del Aconcagua hacia el Norte. Existe una correlación directa entre los eventos del Niño y los aumentos escalonados de la temperatura global debido al incremento de vapor de agua en la atmósfera. Esto está asociado a que los eventos del Niño generan mayor vapor de agua en la atmósfera, lo que aumenta el efecto invernadero de forma natural.

En resumen, los procesos naturales de radiación y acumulación de temperatura en océanos y atmósfera son cíclicos, con ciclos de 11 años en la radiación solar, ciclos estacionales anuales, ciclos diurnos y otros ciclos dependientes de la inercia térmica de los océanos, la atmósfera y los continentes. La correlación entre las manchas solares y los escurrimientos del río San Juan es evidente y se espera que los escurrimientos del ciclo 2023-2024 estén por debajo de los volúmenes promedio observados en los últimos 20 años.

Las piedras del hambre como evidencia de la recurrencia de las sequías

En Europa, específicamente en Alemania y la República Checa, existen piedras grabadas en el fondo de ríos como el Elba y el río Rin, conocidas como “Hungersteine

1. Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) abordados en el artículo:

  • Objetivo 13: Acción por el clima
  • Objetivo 6: Agua limpia y saneamiento

2. Metas específicas de los ODS identificadas en el artículo:

  • Meta 13.1: Fortalecer la resiliencia y la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con el clima y los desastres naturales.
  • Meta 6.4: Para 2030, reducir sustancialmente la cantidad de agua dulce que se desperdicia, aumentando la eficiencia en su utilización y reduciendo la cantidad de agua contaminada.

3. Indicadores de los ODS mencionados en el artículo:

  • Indicador 13.1.1: Número total de muertes, desapariciones y personas afectadas como resultado de desastres relacionados con el clima y eventos extremos de agua por 100,000 habitantes.
  • Indicador 6.4.1: Cambio en la eficiencia del uso del agua en la agricultura, la industria y los hogares.

4. Tabla de ODS, metas e indicadores:

ODS Metas Indicadores
Objetivo 13: Acción por el clima Meta 13.1: Fortalecer la resiliencia y la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con el clima y los desastres naturales. Indicador 13.1.1: Número total de muertes, desapariciones y personas afectadas como resultado de desastres relacionados con el clima y eventos extremos de agua por 100,000 habitantes.
Objetivo 6: Agua limpia y saneamiento Meta 6.4: Para 2030, reducir sustancialmente la cantidad de agua dulce que se desperdicia, aumentando la eficiencia en su utilización y reduciendo la cantidad de agua contaminada. Indicador 6.4.1: Cambio en la eficiencia del uso del agua en la agricultura, la industria y los hogares.

¡Atención! Este espléndido artículo nace de la fuente del conocimiento, moldeado por una maravillosa tecnología patentada de inteligencia artificial que profundizó en un vasto océano de datos, iluminando el camino hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Recuerda que todos los derechos están reservados por SDG Investors LLC, lo que nos permite defender el progreso juntos.

Fuente: diariodecuyo.com.ar

 

Únete a nosotros en un viaje transformador en https://sdgtalks.ai/welcome, para contribuir activamente a un futuro mejor.

 

About the author

ZJbTFBGJ2T