11. CIUDADES Y COMUNIDADES SOSTENIBLES

La contaminación del aire aumenta el riesgo de sufrir un ictus

La contaminación del aire aumenta el riesgo de sufrir un ictus
Written by ZJbTFBGJ2T

La contaminación del aire aumenta el riesgo de sufrir un ictus  ECOticias.com

La contaminación del aire aumenta el riesgo de sufrir un ictus

Informe sobre la contaminación del aire y el riesgo de sufrir un ictus

La contaminación del aire aumenta el riesgo de sufrir un ictus

Según este trabajo científico, que ha revisado más de 18 millones de casos, una exposición reciente­ –en los cinco días previos— a contaminantes en el aire incrementa el peligro de padecer un accidente cerebrovascular.

Esto significa que el riesgo de ictus ya no se vincula únicamente con enfermedades crónicas o desarrolladas durante semanas o meses, según demuestra este metaanálisis de la Universidad de Jordania en Ammán, que examina los datos de un centenar de investigaciones observacionales previas.

Políticas destinadas a reducir la polución atmosférica

Tan estrecha es la asociación temporal encontrada y tan significativa la muestra que los responsables del trabajo enfatizan en la urgencia de poner en marcha iniciativas globales para desarrollar políticas destinadas a reducir la polución atmosférica y, por lo tanto, el riesgo de ictus isquémico.

Disminuir la carga de contaminantes en el aire, aseguran en la presentación del artículo que hoy se publica en Neurology, restará peso a esta dolencia que termina con la vida de unos cinco millones de personas cada año y que acarrea importantes efectos sobre el bienestar e, incluso, provoca el deterioro funcional del paciente.

Países de renta alta

El autor principal, Ahmad Toubasi, de la Universidad de Jordania, advierte: “La mayoría de los estudios incluidos en nuestro análisis se realizaron en países de renta alta, mientras que los datos disponibles de países de renta baja y media eran limitados”.

En particular, remarca, “no se incluyó ningún trabajo de África u Oriente Medio, a pesar de que estas regiones registran altos niveles de contaminación atmosférica y soportan una carga significativa de morbilidad y mortalidad por ictus”.

En su opinión, “para solventar estas lagunas, los esfuerzos mundiales deberían dar prioridad al desarrollo de políticas sanitarias centradas en el estudio del impacto de la contaminación atmosférica en la salud humana en los países de ingresos bajos y medios y destinadas a reducir los niveles de contaminación atmosférica”.

Composición y tamaño de las partículas

Los investigadores analizaron contaminantes como el dióxido de nitrógeno, el ozono, el monóxido de carbono y el dióxido de azufre. También examinaron distintos tamaños de partículas, entre ellas PM1, que es la contaminación atmosférica de menos de 1 micra (μm) de diámetro, así como PM2,5 y PM10.

Las PM2,5 o más pequeñas incluyen las partículas inhalables procedentes de los tubos de escape de los vehículos de motor, la quema de combustibles por las centrales eléctricas y otras industrias, así como incendios forestales y de pastos. LAS PM10 incluyen el polvo procedente de carreteras y obras en construcción.

“Se ha observado que las partículas más pequeñas, como las de 2,5 micras, se asocian a un mayor riesgo de ictus isquémico que las partículas más grandes, como las de 10 micrómetros”, explica el investigador principal.

Unas sustancias son más nocivas que otras

En cuanto a los peligros que supone cada compuesto químico para las patologías cerebrovasculares, el científico aclara que, efectivamente, “algunos son más nocivos que otros”, pero que, en términos generales, el riesgo “oscila entre el 5 % por el aumento de una parte por mil millones de ozono y el 28 % por el incremento de una parte por mil millones de dióxido de nitrógeno”.

Toubasi admite que “aún no se sabe por qué algunos contaminantes son más nocivos que otros”, pero que este es, sin dudas, “un campo de investigación que debería explorarse en el futuro”.

Por ahora, lo que sí se ha podido calcular para este artículo con respecto al riesgo de sufrir un ictus es que “las mayores concentraciones de dióxido de nitrógeno se asociaron a un aumento del 28 %; los niveles de ozono se relacionaban con un incremento del 5 %; el monóxido de carbono, con un 26 %, y el dióxido de azufre, un 15 %”.

Niveles de polución

Diferentes compuestos químicos y distintos niveles de polución del aire también se vincularon con una incidencia más alta de mortalidad por ictus. Las concentraciones más elevadas de dióxido de nitrógeno incidieron un 33 % más en el riesgo de muerte por ictus y el dióxido de azufre, en un 60 % más. En lo que respecta al tamaño de las partículas nocivas presentes en el aire, las que se conectan con las cifras de muertes por ataques cerebrales son, según el análisis, las PM2,5 con un 9 %, y las PM10, con un 2 %.

Recomendaciones

Ante estas constataciones de la influencia de la calidad del aire que ponen en alerta a la comunidad científica, Toubasi aconseja a los ciudadanos que reduzcan su exposición a sustancias nocivas, “ev

1. Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados

  • Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades.
  • Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.
  • Objetivo 13: Tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

2. Metas específicas de los ODS identificadas

  • Meta 3.9: Reducir el número de muertes y enfermedades causadas por la contaminación del aire.
  • Meta 11.6: Reducir el impacto ambiental negativo per capita de las ciudades, incluido el de la calidad del aire.
  • Meta 13.2: Integrar medidas de mitigación y adaptación al cambio climático en las políticas, estrategias y planes nacionales.

3. Indicadores de los ODS mencionados en el artículo

  • Indicador 3.9.1: Tasa de mortalidad atribuible a la contaminación del aire.
  • Indicador 11.6.2: Proporción de la población urbana que está expuesta a niveles de contaminación del aire que superan las directrices nacionales o internacionales.
  • Indicador 13.2.1: Número de países que han integrado medidas de mitigación y adaptación al cambio climático en sus políticas, estrategias y planes nacionales.

Tabla de ODS, metas e indicadores

ODS Metas Indicadores
Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. Meta 3.9: Reducir el número de muertes y enfermedades causadas por la contaminación del aire. Indicador 3.9.1: Tasa de mortalidad atribuible a la contaminación del aire.
Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. Meta 11.6: Reducir el impacto ambiental negativo per capita de las ciudades, incluido el de la calidad del aire. Indicador 11.6.2: Proporción de la población urbana que está expuesta a niveles de contaminación del aire que superan las directrices nacionales o internacionales.
Objetivo 13: Tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos. Meta 13.2: Integrar medidas de mitigación y adaptación al cambio climático en las políticas, estrategias y planes nacionales. Indicador 13.2.1: Número de países que han integrado medidas de mitigación y adaptación al cambio climático en sus políticas, estrategias y planes nacionales.

¡Atención! Este espléndido artículo nace de la fuente del conocimiento, moldeado por una maravillosa tecnología patentada de inteligencia artificial que profundizó en un vasto océano de datos, iluminando el camino hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Recuerda que todos los derechos están reservados por SDG Investors LLC, lo que nos permite defender el progreso juntos.

Fuente: ecoticias.com

 

Únete a nosotros en un viaje transformador en https://sdgtalks.ai/welcome, para contribuir activamente a un futuro mejor.

 

About the author

ZJbTFBGJ2T