2. HAMBRE CERO

El complejo y olvidado sector agrícola mexicano | Artículo

El complejo y olvidado sector agrícola mexicano | Artículo
Written by ZJbTFBGJ2T

El complejo y olvidado sector agrícola mexicano | Artículo  Aristegui Noticias

El complejo y olvidado sector agrícola mexicano | Artículo

Informe sobre el sector agrícola en México

Informe sobre el sector agrícola en México

Autor: Mario Luis Fuentes

Entre los múltiples déficits que pueden identificarse en la visión de política económica y en la estructura programática de la presente administración, la relativa al sector agrícola es quizá una de las más delicadas, a la vez que una de las de menor visibilidad en la discusión nacional.

En efecto, la propuesta de este gobierno se centró en la generación las obras de infraestructura, y en programas de transferencias de ingresos. Pero en el ámbito del sector rural, la idea original de alcanzar lo que en el lenguaje presidencial se entendía como “soberanía alimentaria”, así como el planteamiento de una poderosa estructura de abasto de alimentos a través de Segalmex, han caído por tierra, tanto por falta de políticas adecuadas, como por la corrupción detectada en ese organismo y que se estima en varios miles de millones de pesos de daño al erario público.

De acuerdo con la información de la Secretaría de Agricultura, en la presente administración no se ha logrado incrementar la producción agrícola total del país. En efecto, para el año 2019, el reporte es de 20.66 millones de hectáreas sembradas y 19.3 millones cosechadas. Para el año 2020 la producción cayó a 18.12 millones de hectáreas sembradas, y 17.04 millones cosechadas. En 2021 el panorama fue muy similar: 18.15 millones de hectáreas cultivadas, y 17.22 millones cosechadas. Finalmente, para el año 2022 la superficie sembrada fue de 20.5 millones de hectáreas con 20.01 millones de hectáreas cultivadas. Datos apenas similares a los reportados en el 2019.

Imagen de una granja

Para el año 2023 las cifras son inciertas, pues la sequía que se ha presentado en extensas regiones del país podría haber afectado, tanto la superficie plantada como la cosechada, lo cual ha llevado a que el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos de América a reducir sus pronósticos respecto del volumen de producción de cultivos específicos, como el del maíz. Así, para el ciclo 2023/2024, aquella institución estima una reducción de dos por ciento respecto de la producción para el mercado registrada para el ciclo previo, en el cual se tuvo 27.4 millones de toneladas de maíz disponibles.

En el ámbito del comercio internacional, México ha reducido drásticamente sus importaciones de maíz blanco. El Departamento de Agricultura norteamericano estima una reducción de 74% en el ciclo 2021-2022, respecto del ciclo 2012-2013.

Respecto de otros granos, por ejemplo, el trigo, se estima un incremento de 5.5% de importaciones para el año 2023; y un incremento de 4% respecto de las importaciones de arroz; todo ello en un marco de incrementos de producción de estos granos en suelo nacional.

Imagen de maíz en el campo

No debe olvidarse además que México ha enfrentado en los últimos años un panorama de muy alta inflación, la cual ha sido mucho mayor al promedio general, precisamente en el sector de los alimentos. Esto obliga a tener una atención mayor ante un posible escenario de recrudecimiento de la sequía, la cual se espera que empeore en los próximos meses en nuestro país.

El Monitor de la Sequía que opera la Comisión Nacional del Agua (Conagua), muestra un mapa más que preocupante, pues hay cinco amplias regiones del país donde se está presentando, con fecha de corte del 15 de septiembre de 2023, un proceso de sequía extrema, lo cual afecta a franjas de los estados de Guerrero, Michoacán, Jalisco, Guanajuato, Querétaro, Estado de México Aguascalientes, Zacatecas y San Luis Potosí, en el Centro-Occidente del país. En el norte y el noroeste, las afectaciones se encuentran en muy extensos territorios en Durango, Sinaloa, Sonora y Chihuahua; así como en la región fronteriza de Tamaulipas.

Como se observa, se trata de varios de los estados con mayor capacidad de producción agropecuaria, los que en estas condiciones podrían ver mermadas las cosechas y la producción de animales para la producción de cárnicos. Lo anterior es delicado pues en las regiones de estos estados, donde no hay sequía extrema, el monitor de la CONAGUA señala que hay sequía severa, la cual se extiende a otras entidades como Morelos, Oaxaca, el norte de Puebla y una parte de la región fronteriza de Chiapas.

Imagen de cultivos agrícolas

1. Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados

  • Objetivo 2: Hambre cero
  • Objetivo 6: Agua limpia y saneamiento
  • Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico
  • Objetivo 12: Producción y consumo responsables
  • Objetivo 13: Acción por el clima
  • Objetivo 15: Vida de ecosistemas terrestres

2. Metas específicas de los ODS identificadas

  • Meta 2.1: Para 2030, poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas, en particular los pobres y las personas en situaciones vulnerables, incluidos los lactantes, a una alimentación nutritiva, suficiente y sostenible durante todo el año.
  • Meta 6.4: Para 2030, reducir considerablemente la cantidad de agua desperdiciada, aumentando la eficiencia en el uso del agua en todos los sectores y asegurando la extracción sostenible y el abastecimiento de agua dulce para enfrentar la escasez de agua.
  • Meta 8.3: Promover políticas orientadas al desarrollo que apoyen las actividades productivas, la creación de empleo decente, el emprendimiento, la creatividad y la innovación, y fomentar la formalización y el crecimiento de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas, incluso a través del acceso a servicios financieros.
  • Meta 12.3: Para 2030, reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y en los consumidores, y reducir las pérdidas de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha.
  • Meta 13.1: Fortalecer la resiliencia y la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con el clima y los desastres naturales en todos los países.
  • Meta 15.1: Para 2020, asegurar la conservación, restablecimiento y uso sostenible de los ecosistemas terrestres y los ecosistemas interiores de agua dulce y sus servicios, en particular los bosques, humedales, montañas y tierras áridas, en consonancia con las obligaciones contraídas en virtud de acuerdos internacionales.

3. Indicadores de los ODS mencionados en el artículo

  • Indicador 2.1.1: Prevalencia de la subalimentación (porcentaje de la población)
  • Indicador 6.4.1: Cambio en la eficiencia del uso del agua en la agricultura
  • Indicador 8.3.1: Tasa de empleo de la población activa
  • Indicador 12.3.1: Desperdicio de alimentos per cápita
  • Indicador 13.1.1: Número total de muertes, desapariciones, personas heridas y personas afectadas por desastres relacionados con el clima y eventos extremos de agua
  • Indicador 15.1.1: Superficie forestal como porcentaje de la superficie terrestre

4. Tabla de ODS, metas e indicadores

ODS Metas Indicadores
Objetivo 2: Hambre cero Meta 2.1: Para 2030, poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas, en particular los pobres y las personas en situaciones vulnerables, incluidos los lactantes, a una alimentación nutritiva, suficiente y sostenible durante todo el año. Indicador 2.1.1: Prevalencia de la subalimentación (porcentaje de la población)
Objetivo 6: Agua limpia y saneamiento Meta 6.4: Para 2030, reducir considerablemente la cantidad de agua desperdiciada, aumentando la eficiencia en el uso del agua en todos los sectores y asegurando la extracción sostenible y el abastecimiento de agua dulce para enfrentar la escasez de agua. Indicador 6.4.1: Cambio en la eficiencia del uso del agua en la agricultura
Objetivo 8: Trabajo decente y crecimiento económico Meta 8.3: Promover políticas orientadas al desarrollo que apoyen las actividades productivas, la creación de empleo decente, el emprendimiento, la creatividad y la innovación, y fomentar la formalización y el crecimiento de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas, incluso a través del acceso a servicios financieros. Indicador 8.3.1: Tasa de empleo de la población activa
Objetivo 12: Producción y consumo responsables Meta 12.3: Para 2030, reducir a la mitad el desperdicio de alimentos per cápita mundial en la venta al por menor y en los consumidores, y reducir las pérdidas de alimentos a lo largo de las cadenas de producción y suministro, incluidas las pérdidas posteriores a la cosecha. Indicador 12.3.1: Desperdicio de alimentos per cápita
Objetivo 13: Acción por el clima Meta 13

¡Atención! Este espléndido artículo nace de la fuente del conocimiento, moldeado por una maravillosa tecnología patentada de inteligencia artificial que profundizó en un vasto océano de datos, iluminando el camino hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Recuerda que todos los derechos están reservados por SDG Investors LLC, lo que nos permite defender el progreso juntos.

Fuente: aristeguinoticias.com

 

Únete a nosotros en un viaje transformador en https://sdgtalks.ai/welcome, para contribuir activamente a un futuro mejor.

 

About the author

ZJbTFBGJ2T